gastronomía sostenible

La gastronomía sostenible

¿Sabrías explicar lo que significa que una gastronomía sea sostenible y cómo ha de practicarse para conseguirlo?

Con razón del Día de la Gastronomía Sostenible, celebrado el fin de semana pasado, en MaGIC hemos decidido dedicar este artículo a explicarte de qué se trata, y cómo practicarla.

¡Empezamos!

¿Qué es la gastronomía sostenible?

La gastronomía sostenible nace el mismo año en el que España entra en la Unión Europea, 1986, a partir del afán por garantizar el bienestar de la sociedad mediante prácticas gastronómicas sostenibles.

El término gastronomía es definido por la Real Academia Española como “el arte de preparar una buena comida”, como “la afición al buen comer” y como el “conjunto de los platos y usos culinarios propios de un determinado lugar”.

Pero, para que este concepto vaya seguido del de sostenible, no puede ni desperdiciar recursos naturales ni perjudicar el medio ambiente o la salud de la población. Por lo tanto, se tienen en cuenta tanto los ingredientes, como su origen y su transporte.

Es por todo esto, que en 2016 la Organización de Naciones Unidas decidió establecer el 18 de junio como el Día de la Gastronomía Sostenible -gracias a la propuesta de la Sociedad Peruana de Gastronomía-, con el objetivo de crear conciencia y promover hábitos alimenticios que contribuyan al bienestar de la población y del medio ambiente.

Se busca cumplir con los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030, donde se estima que, si se consiguen, los niveles de desnutrición de los países menos favorecidos se verán reducidos gracias al incremento de la productividad agrícola y alimentaria sostenible.

¿Cuáles son sus ventajas?

La gastronomía sostenible contribuye a la protección y la conservación de la biodiversidad, los ecosistemas y la salud de la sociedad. Esta última es mejorada gracias a los productos libres de químicos y procesados, culpables de muchísimas enfermedades.

De hecho, según la FAO, la gastronomía sostenible contribuye principalmente con:

  • Descenso de las emisiones de gases de efecto invernadero, o CO2.
  • Prevención de la deforestación debido al menor uso de tierra para la ganadería.
  • Cuidado de las especies amenazadas y en peligro de extinción.
  • Reducción del uso de agua en ganadería y cultivo, con su consecuente reducción de la contaminación de ríos o zonas costeras.

¿Cómo colaborar desde casa?

La gastronomía sostenible es de gran ayuda tanto para el medio ambiente como para nuestro planeta y, como solo tenemos uno, desde MaGIC te invitamos a quererlo y a cuidarlo.

Por eso, te aconsejamos;

  • Compra local y de temporada.

De esta manera, apoyarás a la economía de la zona en la que vives, mientras que ayudarás a reducir las emisiones de CO2, consumiendo productos madurados naturalmente y por un precio justo. Aquí mismo puedes consultar el calendario de las temporadas de frutas y verduras.

  • Evita los plásticos.

“Basta con recordar que la isla de residuos plásticos que flota en el océano Pacífico ya tiene 1,6 millones de km2. Si queremos preservar el planeta, ha llegado el momento de que todos y cada uno de nosotros tomemos medidas”, indica Iberdrola en su propia web.

  • Planifica tus menús.

Tener pensado el menú semanal o mensual es una de las mejores maneras para ajustar la compra a lo estrictamente necesario, garantizando el consumo, y la disminución de los residuos innecesarios y evitables. ¡La comida tradicional y sostenible sí es posible!

  • Ahorra en agua

El agua es limitada, finita y necesaria. Por esta razón es nuestro bien más preciado, y limitar su uso es necesario. No malgastes agua al cocinar o al fregar y sobre todo no la contamines vertiendo productos como el aceite por las cañerías. En CuerpoMente te explican 17 medidas para que aportes tu granito de arena, tanto en la cocina como en otras áreas.

  • Recicla

Recicla correctamente los residuos, sobre todo en la cocina. “Reciclando evitas que los productos y materiales se conviertan en residuos, transformándolos en otros completamente nuevos, alargando su vida útil y ayudando a la preservación de los recursos naturales del planeta”, indica Ecoembes en su propia web.

El ejercicio de la actividad de la gastronomía sostenible, respeta tanto las tradiciones culinarias, como las agricultoras de cada región, mejorando a nivel ambiental, social y económico nuestro entorno.

Solo tenemos un planeta y, por tanto, una oportunidad. Por eso, desde MaGIC, te animamos a respetarlo siguiendo nuestros consejos.