Como hacer caldo casero II

Un buen caldo casero, una manta calentita, una peli navideña… ¿Qué más se le puede pedir a los Reyes Magos?

Como ya hablábamos en el artículo de la semana pasada sobre cómo hacer caldo casero vegetal y de carne, durante esta época apetece, y mucho, una sopita calentita.

Por eso, en MaGIC hemos decidido continuar con la segunda parte de cómo hacer un buen caldo casero de pescado, y de marisco.

¡Empezamos!

Cómo hacer un caldo de pescado

Para preparar nuestro caldo casero de pescado necesitaremos una gran olla para que todo quepa bien y, si nos sobra, podamos congelarlo.

Después de llenarla de agua fría, introduciremos los ingredientes que hayamos escogido. En MaGIC siempre recomendamos añadir, además del pescado y sus espinas en este caso, puerro, cebolla y zanahoria horneadas previamente. ¡Dejan un aroma y un regusto geniales!

Después llevaremos el fuego al máximo, y a medida que vaya espumando, retiraremos la espuma con un cazo o espumadera. Cuando empiece a hervir, contaremos 30 minutos.

Una vez pasado el tiempo, apagaremos el fuego y, si los crees conveniente, lo salpimentaremos. Ahora es momento de colarlo; con un colador fino y cubierto con papel de cocina, filtraremos el contenido de la olla y dejaremos pasar únicamente el caldo sin impurezas.

¡Y listo! Ya tenemos nuestro caldo casero de pescado, listo para ser consumido como consomé, utilizado en otras recetas, o congelado para más adelante.

como hacer caldo casero

Cómo hacer un caldo de marisco

Para hacer un caldo casero de marisco necesitaremos, además de la olla, el agua, el fuego y la espumadera como para hacer cualquier caldo, restos del marisco de nuestra elección. Cabezas y pieles de langostinos y gambas, por ejemplo, alguna cabeza de pescado, y verduras. En MaGIC recomendamos emplear una cabeza de rape, zanahoria, puerro, cebolla, y tomate.

En nuestra olla vamos a poner un chorrito de aceite de oliva virgen extra y a sofreír un poco nuestros restos de marisco, para que vayan soltando su rico jugo. Aprovecharemos también para chafarlos un poco y suelten todavía más su intenso sabor.

Después echaremos nuestras verduras cortadas y la cabeza del pescado de nuestra elección. Cuando hayas rehogado todo por unos minutos, añade el agua fría, sube el fuego al máximo y espera el hervor.

En cuanto comience a hervir, cogeremos el tiempo y lo dejaremos borbotear a fuego medio por 60 minutos. ¡Recuerda ir desespumando poco a poco!

Transcurrido el tiempo, lo colaremos todo con un colador fino cubierto con papel de cocina, ¡y listo!

Ya tienes tu caldo casero de marisco, sabroso e intenso. Y si te apetece, también puedes triturar las verduritas y añadírselas para espesarlo un poco.

Esperamos que después de este artículo y el anterior, por fin le cojas el gustillo a hacerte tu propio caldo, y te conviertas en todo un experto del caldo casero.

¡Felices fiestas, y que aproveche!

Comparte este artículo

Apúntate y no te pierdas las últimas titulaciones


Loading
Apúntate para seguir creciendo profesionalmente

Más MaGiC

ÚLTIMOS POSTS

En el artículo de esta semana hemos decidido explicarte cinco platos típicos de la Comunidad de Madrid, ¡una de nuestras gastronomías favoritas! No olvides que en...
Esta titulación en Creación de Marca Gastronómica es absolutamente necesaria para productores y empresarios del sector de la gastronomía. Una buena marca es el primer...
Muchas veces el oficio y la figura del camarero son infravalorados, a pesar de ser indispensables en un sector tan querido en este país como...
Un buen caldo casero, una manta calentita, una peli navideña… ¿Qué más se le puede pedir a los Reyes Magos? Como ya hablábamos en el artículo...
¿Qué mejor manera de disfrutar de este frío, que con un buen caldo casero? Como ya te comentábamos en el artículo de la semana pasada sobre...
En MaGIC nos apasionan los guisos, sobre todo para esta época del año. Además, ¡con esta lluvia no nos apetece otra cosa! Somos conscientes de que...