gastronomía turismo

La relación entre la gastronomía y el turismo

Que la gastronomía del lugar que estamos visitando es fundamental para completar nuestra experiencia turística es un hecho. Es tan necesaria que sin explorarla nos costará mucho sumergirnos en el territorio por el cual estamos viajando.

Por esta razón, en MaGIC hemos decidido dedicar este artículo a explicarte un poco más sobre la férrea relación entre la gastronomía y el turismo.

¡Empezamos!

La gastronomía en el turismo

Como introducíamos, la gastronomía hace años que se está haciendo camino en el sector del turismo, y es que ambas industrias tratan conjuntamente de crear ofertas culinarias atractivas e interesantes, complementándose así entre ellas. Incluso, en muchos casos la cocina es el principal atractivo de un lugar determinado, y la razón por la cual muchos turistas viajan hasta allí.

Parte de los viajeros consideran la gastronomía como la fuerza motriz a la hora de elegir un destino de vacaciones o una escapada de fin de semana. De hecho, se calcula que más de un tercio del gasto turístico se destina a gastronomía y alimentación. Por tanto, podemos asegurar que la cocina determina, en gran medida, la calidad de un viaje u otro.

La gran importancia de la relación entre los sectores, ha llevado a las agencias de viajes a desarrollar rutas gastronómicas que combinen productos de autor y principales atractivos turísticos de la zona.

El turismo gastronómico

Según la Organización Mundial del Turismo, el turismo gastronómico es “un tipo de actividad turística que se caracteriza porque el viajero experimente durante su viaje actividades y productos relacionados con la gastronomía del lugar. Además de las experiencias culinarias auténticas, tradicionales y/o innovadoras, el turismo gastronómico también puede incluir otro tipo de actividades, como visitar productores locales, participar en festivales gastronómicos o asistir a clases de cocina.”

Con esta definición, quedan bastante claros los ámbitos que abarca el turismo gastronómico y su potencial contribución al desarrollo local. Es especialmente beneficioso en comunidades que proveen productos locales de la más alta calidad, como el caso de Las Pedroñeras y su ajo morado, por ejemplo.

El concepto de turismo gastronómico va más allá de la mera idea de viajar solo por y para comer, y sumerge a los turistas en una experiencia en la que pueden involucrarse profundamente en todo el proceso de preparación de alimentos. Desde la obtención de materias primas hasta la interacción con los comensales.

En definitiva, el turismo gastronómico es una forma de celebrar un producto local, y desarrollar un rasgo distintivo que caracteriza fácilmente un destino turístico de otro.